Procrastinar hasta el infinito o cómo darse cuenta de que no hay que rendir cuentas cuando no hay que hacerlo

¿Y que porqué digo yo esto?

Porque dije que iba a escribir sobre los taludes. Por ansias, por generar una “espectativa” absurda, cuando no hay nadie pidiéndomelo, más que yo misma.

Y no voy a escribir sobre taludes, por lo menos no ahora. Este giro inesperado es la salsa del blog, ¡no me digáis más, lo sé!

Voy a hablar de otras cosas, ¿más interesantes? no sé, más las que me apetezcan en cada momento. He llegado a esta conclusión después de escuchar a @nepomundos en su podcast, si os apetece leerme, pasad.

La idea nació sobre la ingeniería que nos rodea, la ingeniería civil para más señas.

En mi caso vivo literalmente sobre una estación de metro, obra de ingeniería que los madrileños usamos y conocemos bastante bien, y de la que se habla injustamente muy mal. Nos hemos acostumbrado a la inmediatez y se nos atraganta el desayuno si el metro tarda más de 10 minutos en llegar. Las infraestructuras, en este caso el metro, pero aplica al resto (carreteras, estaciones, aeropuertos, etc), son muy poco alabadas a mi modo de ver. Y de aquí viene a mi recuerdo mi historia de abuela cebolleta que os quería contar, aquí viene.

Cuando estudiaba periodismo y comunicación en la denostada URJC (no tengo ningún título, antes de que me investiguéis), tenía un compañero “simpatizante” del movimiento okupa. Digo simpatizante porque seguidor no era, ya que eran los fines de semana los que pasaba en la casa okupa de Atocha, pero entre semana volvía al calor del hogar paterno. Aparte de las incongruencias básicas: smartphone, abono transporte, etc. empecé con el una charla acerca de cómo sería su sociedad ideal. Abolición del estado y decisiones asamblearias, por supuesto. Le pregunté cómo llegaba desde su casa a la facultad. En metro, claro. Entre otros ejemplos de infraestructuras que utiliza (la propia facultad, el ambulatorio donde había ido unos días antes, el aeropuerto donde cogió el avión a Edimburgo para ir a un concierto anti-sistema, el enchufe donde carga el móvil y la red a través de la cual puede comunicarse con sus otros amigos anti-sistema,…), le pregunté cómo se organizarían todas estas cuestiones con su sistema, es decir, que se hicieran por decisión asamblearia.

¿Quién lo organizaría? ¿Al tratarse de infraestructuras para todos, todos deberían votarlo? ¿Se pasarían el día reuniéndose a nivel nacional para tomar cada decisión? ¿De dónde saldrían los fondos si todo sería de todos, es decir, en última instancia de nadie en concreto?

Podía esperar cualquier argumentario, por muy manido que fuese, pero su respuesta me dejó descolocada:

PORQUE YA ESTÁN AHÍ, YA ESTÁ TODO HECHO

Osea,que la lucha anti-sistema comenzaba por aprovechar la herencia recibida. Por luchar contra el sistema utilizando sus propias infraestructuras. Por dar por hecho que el mundo está hecho así porque sí, y puesto a nuestra disposición sin más. Que los hospitales brotan en un solar, que la electricidad es simplemente magia, que el agua que llega hasta la fábrica de las litronas es un manantial que surge justo en ese punto, y que ningún camión la lleva al bar, a través de algún tipo de trueque se produce la teletransportación.

No sé si hoy, 12 años después de aquella conversación, seguirá pensando igual. Espero sinceramente que no. Y no me refiero a la opinión política como tal, sino al desarrollo de ese discurso, a poder defenderlo frente al que piense diferente, a tener argumentos construidos desde el pensamiento crítico.

Me ha quedado un post como muy politizado, pero desde luego la intención no es hablar acerca de una opción política, la intención es hacernos conscientes de todas las infraestructuras que YA ESTÁN AHÍ, y darnos cuenta de todo lo que nos rodea que nos hace la vida más fácil, más segura, más eficiente. Y enseñar el valor de cada carretera, cada estación, cada túnel, cada puente, cada estación eléctrica, cada central térmica,…no son de la familia fungi, no brotan espontáneamente.

Espero que mi vehemencia no nuble mi visión del mundo a través de esta pequeña ventana.

Abrazos, gracias por estar.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s